Solo 7 comunidades autónomas mantienen la obligatoriedad de licencia de obras para instalaciones de autoconsumo

Ya son más de la mitad las Comunidades Autónomas que, a instancia del trabajo realizado por UNEF, han eliminado esta barrera administrativa y han agilizado los procesos de aprobación. Ayer se anunció la adhesión de Castilla-La Mancha a esta iniciativa.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha logrado que Castilla-La Mancha apruebe la adecuación de las leyes autonómicas de urbanismo a la realidad del autoconsumo, para que estas instalaciones se tramiten por la vía de la comunicación previa, lo que agiliza considerablemente la tramitación administrativa. Con esta, ya serían más de la mitad las Comunidades Autónomas que han eliminado esta barrera administrativa al desarrollo del autoconsumo y, por tanto, agilizado los procesos de aprobación.

“Queremos felicitar al gobierno de Castilla–La Mancha por haber tomado esta importante decisión. La mejora de la agilidad de las tramitaciones es, en este momento más que nunca, clave para que se reactive la actividad de todo el entramado de autónomos y empresas que pueden hacer del autoconsumo una vía más de recuperación económica y generación de empleo en los municipios tras la crisis actual por la Covid-19”, ha señalado José Donoso, director general de UNEF.

Además, la licencia de obras supone un impacto en el coste de la instalación y desanima a los ciudadanos, como firma Juan José Moreno, delegado de UNEF en Castilla-La Mancha y presidente de Fitecam, la asociación de instaladores eléctricos y telecomunicaciones de esta Comunidad.

Gracias al trabajo realizado por UNEF, asociación que representa al 90% del sector, en Castilla-La Mancha, a partir de ayer martes, la comunicación previa sustituirá la licencia de obras, trámite que no se ajusta a la naturaleza de una instalación sobre cubierta y que conlleva retrasos de hasta ocho meses en la tramitación del proyecto.

Así, Castilla-La Mancha pasa a formar parte de las diez Comunidades Autónomas -entre otras Illes Balears (Ley 7/2013), Extremadura (Ley 11/2018), Cataluña (Decreto Ley 16/2019), Andalucía (Decreto-ley 2/2020) y, recientemente, Aragón- que han eliminado este trámite que se ha convertido en la principal barrera para el desarrollo del autoconsumo fotovoltaico y la instalación de energías renovables en los municipios.

El pasado año, se instalaron en régimen de autoconsumo 596 MW nuevos, según UNEF, o 623 MW según un comunicado de la Asociación de Empresas de Energías Renovables –APPA Renovables. Dato arriba, dato bajo, muy buenas noticias para el sector, que implica que creció aproximadamente un 30% en 2020. El autoconsumo doméstico ha experimentado un crecimiento sin precedentes alcanzando el 19% de los MWs fotovoltaicos instalados, y el sector industrial y comercial se estabilizan en un 56% y un 23% respectivamente.

 

Fuente: PV magazine (03/03/2021)

Autora: Pilar Sánchez Molina

Comentarios deshabilitados